Edición de video digital


Logo Premier La edición de vídeo digital es el proceso por el cual se organiza, se monta, se ordena y yuxtapone el video digital.

¿Qué es el video digital?

Por un lado, video es la tecnología que captura la luz en forma electrónica, transformándola en una serie de imágenes quietas que, al ser puestas en rápida sucesión, son vistas por el ojo humano como imagen en movimiento. Para llevar esto a cabo, la cámara transforma la luz recibida por el lente en una señal eléctrica que luego se traspasa a un emisor de ondas magnéticas. Estas ondas actúan sobre una cinta sensible a los cambios magnéticos, plasmando así la imagen sobre ella. A esto se le llamó “video analógico”. Famosos soportes de este formato son los VHS y Betamax.

Logo Premier La desventaja de este sistema es que, al ser sensibles al magnetismo, las cintas que contienen las imágenes tienden a perder información con el paso del tiempo. Además, este sistema no mantiene la calidad del material original si se hacen distintas copias sucesivas, del mismo modo que la fotocopia de una fotocopia tiene una calidad muy inferior al material original que se fotocopió, impidiendo la masificación del contenido. Otra desventaja de este formato es que requiere la existencia de un medio físico para poder transportar el video (el llamado “cassette”), mermando sus posibilidades de adaptabilidad a distintas plataformas.

Procesado del video

Digital hace referencia a toda aquella información, sea cual sea, que se expresa en forma de valores 1 y 0. Todos los computadores del mundo traducen a 1 y 0 la información que manejan, ya sea documentos, imágenes, sonidos, cálculos, etc. La ventaja de este sistema es que para un computador un 1 siempre será un 1 y un 0 siempre será un 0, por lo que pueden hacerse infinitas copias de una misma información sin que ésta pierda calidad alguna. Así, un documento digital de texto puede ser escrito en un computador, de allí subido a internet, después descargado en otro computador distinto y finalmente traspasado vía pendrive a otro computador desde donde se imprime, y siempre será el mismo texto original, sin pérdida alguna.

Logo Premier El video digital une estas dos tecnologías: captura la luz electrónicamente y la transforma en una secuencia de imágenes, las cuales están conformadas a su vez por la suma digital de miles de 1 y 0.

La adaptabilidad del video, al ser digital, aumenta inmensamente: se puede alterar, se puede editar, se puede traspasar de formato, incluso se pueden deshacer todos estos cambios, se puede subir a internet, luego descargar y ser visto por millones de personas, todo esto sin que el material pierda en ningún momento ni un ápice de su calidad original.

El desarrollo global de Internet y el creciente número de dispositivos de captura de video digital a bajo costo han catapultado este nuevo formato. En la actualidad se ha convertido en uno de los principales lenguajes comunicacionales del mundo, dejando al sistema analógico prácticamente obsoleto.

Hoy por hoy cualquier creación audiovisual, incluso casera, puede ser llevada a una inmensa cantidad de personas, ya sea a través del propio internet, o por otros medios masivos como DVD, CD ROM y, desde hace poco, el BluRay. O sea, gracias a la tecnología digital cualquier persona tiene a mano los materiales necesarios para hacer una película en calidad profesional, y luego darla a conocer a quien le plazca.

El video digital en la actualidad

El sistema digital de video ha alcanzado una inmensa popularidad y, por ende, ha abierto las puertas de una gigantesca demanda. Las distintas compañías dedicadas a la creación de esta tecnología están enfrascadas en una eterna lucha por producir mejores productos al menor costo posible, para así satisfacer esta demanda.


Su lucha ha llevado al video digital a un punto donde la calidad de imagen que puede obtenerse compite estrechamente con el mismísimo celuloide, considerado el rey en esta materia desde hace más de un siglo… y posiblemente el celuloide pierda. ¿Por qué?, porque el video digital de Alta Definición tiene una ventaja insuperable sobre su rival: los costos. Filmar una hora de material digital vale entre un 80% y 95% menos que obtener la misma cantidad de material en celuloide. Además, los costos de post producción y edición de dicho material también se ven reducidos dramáticamente. Donde antes había que hacer costosas copias del material original para poder editarlo, hoy solo se trata de capturar el material en la memoria del computador y, desde ahí, retocarlo en innumerables formas: agregando textos, efectos especiales, corrigiendo colores, agregando fondos, detalles y hasta personajes ¡y muchas cosas más! Muchos directores de cine criados en el sistema del celuloide están empezando a realizar sus nuevos trabajos en este formato, mientras que la mayoría de los nuevos realizadores solo ha usado digital a lo largo de su carrera.

Por ejemplo, la nueva saga de La Guerra de las Galaxias (1999 – 2005) se filmó enteramente en formato digital, con la cámara Sony Cinealta, mientras que la saga clásica de esta serie de ciencia ficción (1977 – 1983) se filmó con la cámara Panavisión.

Pedestal Lo mismo le ha sucedido al destacado director norteamericano David Lynch (director de “Corazón Salvaje”, “Mulholland Drive” y “Duna”, entre otras), quien se expresa en estos términos acerca del cine digital: “Estoy filmando en digital y lo amo. Puedes tener tomas de cuarenta minutos y foco automático. Las cámaras son livianas y puedes ver lo que filmaste inmediatamente. Con celuloide no ves lo el material que filmaste hasta el día siguiente y en un laboratorio, pero en DV (Video Digital) tan pronto como has terminado, puedes ponerlo en el computador y empezar a trabajar. Una vez que has probado el video digital, las cámaras de cine empezarán a parecerte grandes y torpes. Ahora veo a las cámaras de 35 mm como dinosaurios. Mi consejo es que usen la oportunidad que les brinda el DV de hacer aquello en lo que realmente creen”. (David Lynch: Atrapando al Gran Pez – Capítulo “La Muerte del Celuloide”)

¿Qué programa de edición usar?

Adobe Premiere Pro es el programa más accesible que existe para la edición profesional de video, porque se puede instalar en casi cualquier computador que tenga un procesador Intel y Windows (desde su versión XP en adelante), manteniendo la calidad original de la filmación intacta a lo largo de todo el proceso, para obtener finalmente un resultado de calidad profesional.

Los requerimientos técnicos necesarios para su instalación, al igual que la mayoría de los recursos digitales, se hayan al alcance de un número cada vez mayor de personas.

Hardware necesario:

  1. Cámara de video con grabación en cintas HDV, DV, Mini DV, o las últimas cámaras que graban directamente a un disco duro extraíble.
  2. Procesador Intel® Pentium® 4 (y todos los modelos en adelante) a 1,4 GHz para DV (es necesario un procesador compatible con SSE2 para los sistemas AMD).
  3. Microsoft® Windows® XP Professional o Home Edition con Service Pack 2.
  4. 512 MB de RAM para DV; 2 GB de RAM para HDV y HD.
  5. 4 GB de espacio disponible en el disco duro para la instalación.
  6. 120 GB de espacio disponible en disco duro para almacenamiento de vídeo.
  7. Tarjeta de sonido compatible con Microsoft DirectX.
  8. Grabadora DVD+-R para la creación de DVD.
  9. Tarjeta Fire Wire (IEEE 1394).
  10. Programa QuickTime, Versión 6.5 en adelante.
  11. Una tarjeta gráfica recomendada por Adobe para la reproducción acelerada de la GPU.



Nombre:

Email:

Comentario: